LAS
ALMENAS

Llámanos ahora

696 38 41 92

Horario de apertura

Lun-Sab 10:30 - 18:30​

Whatsapp

696 38 41 92

Bozales para perros, ¿cuál es el más adecuado?

4.3
(6)

Lo queramos o no, hay ocasiones en las que tenemos que hacer uso de un bozal para nuestro perro. Es un accesorio que puede ser necesario e incluso a veces obligatorio según la normativa. Para aquellos perros que tienen que llevarlo de manera habitual tiene que ser un bozal adecuado y seguro para el perro. Por ello en este artículo te contamos que bozales para perros hay cuáles son los más adecuados.

 

¿Cómo sé si mi perro debe llevar bozal?

Hay situaciones en las que tenemos que poner un bozal a nuestro compañero peludo, nos guste o no, por eso es bueno acostumbrarles a que es un accesorio más y que no sufran estrés al tener que llegar a esa situación.

Cuando llevamos a nuestro perro en transporte público, al margen de la raza del perro o tamaño, debe llevar bozal (a no ser que sea de raza muy pequeña y viaje en transportín). También para aquellos perros que se ponen demasiado nerviosos cuando los llevamos al veterinario o a la peluquería, o si tu perro suele comerse todas las basuras que se encuentran en el suelo durante los paseos. Para estas situaciones hay que tener a mano el bozal adecuado para nuestro perro.

bozales-para-perros 

 

¿Qué razas de perros deben usar bozal?

En España varias razas de perro deben llevar bozales para perros de manera obligatoria según la normativa vigente. Aunque sea un trozo de pan y no tenga ni un pelo de mal genio, según el BOE los bozales para perros son obligatorios para los que se consideran perros potencialmente peligrosos en esta normativa: Rottweiler, Pit Bull Terrier, Staffordshire Bull y American Staffordshire Terrier, Fila Brasileiro, el Dogo Argentino y el Tosa y Akita Inu.

Además, hay que estar atentos a las normativas de cada Comunidad Autónoma, ya que según donde se resida se extienden el número de razas e incluir otras como el Dóberman, el dogo del Tíbet, el Mastín napolitano, el Presa mallorquín y canario.

Ojo, porque incluso si tu perro no es de raza, puede que no se libre de tener que usar bozales para perros, ya que según el BOE se consideran también perros potencialmente peligrosos a aquellos mestizos que tengan una fuerte musculatura con configuración atlética, un cuello musculoso y corto, el pecho ancho y profundo y un cráneo grande y fuerte, entre otras cualidades físicas.

También hay que tener en cuenta que los bozales para perros son una herramienta necesaria para los adiestradores caninos que para practicar con el perro acciones de modificación de conducta, sobre todo con aquellos perros que adiestran porque presentan comportamientos de agresividad.

De cualquier forma, no desesperes, ya que los bozales para perros se tienen que usar para espacios públicos, básicamente cuando tu perro no esté en tu hogar. Cuando esté en casa no debe utilizar bozal excepto casos extremos, ya que podrías generar en tu perro trastornos peores como cuadros graves de ansiedad y estrés o desencadenar un comportamiento peor en tu compañero canino además de agravar su malestar.

 

Tipos de bozales

En el mercado podemos encontrar actualmente muchos tipos de bozales para perros de diferentes materiales. Pero cuidado, porque no todos son adecuados para tu mascota. Te contamos sus pros y contras de los más importantes.

 

Bozal tipo cesta

Estos bozales pueden parecer los más aparatosos, pero en realidad son los que mejor se ajustan a las necesidades y seguridad de los perros.  Este tipo de bozales son los más cómodos para nuestros amigos peludos, ya que cubren completamente la boca del perro impidiendo que puedan morder, pero les permite abrir la boca cómodamente dentro de la cesta.

Por tanto, pueden jugar y hacer ejercicio con ellos porque les permite jadear, ladrar, incluso pueden beber agua y comer con ellos puestos.

Dentro de este tipo de bozales, podrás encontrar fabricados de diferentes materiales, y unos son más convenientes que otros:

1.Bozales tipo cesta de plástico: son los más económicos, y suelen ser de los más amplios para que tu perro pueda abrir la boca y jugar sin problemas con él puesto.

2.Bozales de cesta de goma o caucho: están hechos de un material más resistente de todos, y por la flexibilidad del mismo resulta mucho más cómodo y adaptable para el perro. Este puede ser la opción más indicada para casi todas las razas de perro según su forma y tamaño de hocico.

3.Bozales tipo cesta metálicos: lo único que destacar bueno es su durabilidad, sin embargo el resto son desventajas. Que tu perro tenga una estructura de metal en la boca no es nada recomendable ya que puede sufrir lastimaduras o dañar a otros perros al jugar.

4.Bozales de cesta de cuero: es más costoso que los anteriores y además tienen el inconveniente de que los huecos de su rejilla son más pequeños y al perro le costará más respirar al correr o jadear.

 

 

Bozal para perros de tela o nylon

Este tipo de bozales están hechos del material textil de tela resistente o nylon. Aunque parezcan menos aparatosos son los más incómodos y peligrosos para tu perro.

Tienen forma cilíndrica y están abiertos por su parte delantera, adaptándose totalmente al tamaño del hocico. Esto hace que les sea imposible abrir la boca y por tanto no pueden jadear si corren, ni beber agua, ni ladrar. Esto es muy peligroso para el perro ya que supone muchos riesgos para su salud, ya que los perros necesitan regular su temperatura con jadeo, por lo que son peligrosos para ellos si no lo usan por periodos muy cortos y sin hacer esfuerzos.

Como con este bozal no puede comer nada, tampoco son aptos para adiestramiento, ya que no se les puede dar premios. Además, si por cualquier razón el perro vomitara, se ahogará con el vómito al no poder expulsarlo, así que con todas estas razones verás que es el bozal menos indicado para la seguridad de tu perro.

 

Bozales o collares de cabeza (tipo Halti)

Los collares de cabeza, también conocidos como bozales tipo Halti, no son realmente bozales, sino que consisten en collares que llevan una extensión de cinta alrededor del hocico del perro. Es más bien un collar especial más orientado a entrenar a los perros a pasear sin tirar de la correa. De hecho, pueden abrir la boca perfectamente, por lo que no cumplen la función que deberían como bozal.

 

¿Cómo escoger el mejor bozal para mi perro?

Para que no te vuelvas loco, piensa para qué vas a necesitar que lo use tu amigo peludo y solo observa las necesidades de tu perro según sus características físicas. La clave te la dará observar la forma de su hocico y su tamaño para que el bozal se le ajuste bien.

También las razas de perros de hocico chato tienen bozales especiales que se les ajustan detrás de las orejas y el cuello. Por lo que tengas el perro que tengas hay un bozal ideal para él. Solo asegúrate de llevar al perro contigo para probarle el bozal antes de comprarlo y asegurarte de que es el indicado.

 

 

Consejos para acostumbrar a tu perro a llevar bozal

Cuando ya tengas el bozal adecuado para tu perro, llega la parte más delicada, hacer que se familiarice con él para poder ponérselo sin problemas.

Lo más importante es que no seas brusco y no se lo vayas a poner el primer día que se lo compras. Tendrás que trabajar con él un proceso de adaptación con mucho refuerzo positivo, ya que para él va a resultarle un objeto de lo más incómodo y tendrás que lograr que lo asocie con una experiencia positiva, como un premio.

Te recomendamos que tengas mucha paciencia poco a poco deja que lo conozca. El primer día con que lo huela es suficiente y puedes empezar a premiarle para que sepa que es algo bueno. Y así poco a poco a lo largo de 1 semana puedes ir acercándoselo muy gradualmente al hocico.

 

¿Ya has usado un bozal con tu perro? Desde las Almenas queremos saber tu experiencia, cuéntanosla en los comentarios y síguenos en nuestras redes sociales Facebook Instagram y nuestro Canal de Youtube. ¡Nos vemos en el próximo post! 

¿Te ha gustado este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.3 / 5. Recuento de votos: 6

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Hablamos?