LAS
ALMENAS

Llámanos ahora

696 38 41 92

Horario de apertura

Lun-Sab 10:30 - 18:30​

Whatsapp

696 38 41 92

por qué los perros se comen las cacas

¿Por qué los perros se comen las cacas?

4.9
(10)

En ocasiones muchos perros se llevan a la boca cosas que nosotros consideramos repugnantes, entre ellas las heces. Pero, ¿por qué los perros se comen las cacas? ¿es porque están faltos de vitaminas o minerales? ¿es porque tienen algún problema de comportamiento?

Para responder a todas estas preguntas, explicarte qué consecuencias tiene este mal hábito y ayudarte a acabar con él, hemos preparado este artículo desde Las Almenas.

¿Qué es la coprofagia canina?

La coprofagia canina es un trastorno del comportamiento por el que el perro se come de forma voluntaria sus propias heces (autocoprofagia), las de otros perros (coprofagia intraespecífica) o incluso las de otros animales, como la de los gatos (coprofagia interespecífica).

De estos tres tipos de coprofagia, los dos últimos son los más peligrosos, ya que el perro puede contagiarse de enfermedades e infecciones graves, como puede ser la toxoplasmosis si come las heces de un gato.

La única coprofagia que no se considera como comportamiento anómalo, sino una conducta fijada en el comportamiento instintivo de las hembras, es la coprofagia materna con las heces de los cachorros. En el caso de los perros o los lobos, la madre se come las heces de los cachorros para mantener su “nido” (la paridera) limpio y en buenas condiciones higiénicas, con la finalidad de prevenir la aparición de enfermedades en sus cachorros. 

El problema conductual de la coprofagia suele ser más habitual en cachorros. A esta edad, el hecho de ingerir heces forma parte de su conducta exploratoria tan necesaria para su aprendizaje. También influyen en la aparición de este comportamiento las condiciones de cría del perrete. Así, por ejemplo, si los primeros meses de su vida los pasan en espacios pequeños y sin las condiciones higiénicas adecuadas, como ocurre con frecuencia en perros que se crían y se venden en criaderos no autorizados, es común que el cachorro tenga este mal hábito adquirido.

coprofagia canina

¿Por qué los perros se comen las cacas?

Existen diferentes causas para explicar por qué los perros se comen las cacas de otros animales, desde problemas nutricionales hasta causas conductuales pasando por la presencia de alguna enfermedad subyacente:

  • Como hemos explicado, los cachorros investigan, juegan y experimentan con todo lo que se encuentra en su entorno. Esto puede explicar por qué los perros se comen las cacas cuando no están supervisados.
  • También podría deberse a una imitación del comportamiento de la madre cuando ingiere los excrementos de sus cachorros para mantener limpio el nido.
  • Otra razón que explica el por qué los perros se comen las cacas es porque quieren evitar el enfado de sus propietarios si han hecho esta necesidad en un lugar inadecuado. Este comportamiento es más frecuente en los cachorros, ya que ingieren sus heces para hacerlas desaparecer cuanto antes.
  • El estrés o la ansiedad por separación también se asocia a la aparición de la coprofagia y su mantenimiento a lo largo del tiempo.
  • El aburrimiento, la soledad y la falta de interacción con el propietario y estimulación ambiental, pueden ser la explicación a por qué los perros se comen las cacas. Sencillamente el perro juega con las heces para entretenerse y al final las ingiere. Si quieres identificar si tu perro se siente solo, te recomendamos leer “Mi perro está triste. ¿Cómo afecta la soledad?”
  • Quizá la razón por la que tu perro ingiere sus heces es porque quiere llamar tu atención, para que así estéis pendientes de él en todo momento.
  • Otra razón por la que por qué los perros se comen las cacas de otros animales es porque si, por ejemplo, viven con gatos pueden sentir cierta curiosidad por sus heces e incluso encontrarlas “apetecibles”.
  • Si conviven con otros perros pueden comerse sus heces por sumisión ante sus congéneres dominantes, o bien imitar la conducta de otros perros que ingieren heces. Esto es algo bastante frecuente en perros que pasan mucho tiempo solos, sin familia o confinados en un espacio pequeño, como sucede con los perros rescatados de refugios en los que había demasiados perros.

Por qué es tan perjudicial que tu perro coma heces

Aunque no tengas claro por qué los perros se comen las cacas, seguro que esta actitud te desagrada. Pero es que, además de ser un hábito repugnante, puede resultar perjudicial para la salud de los perros. Sin duda, el riesgo más evidente es que el perro ingiera los excrementos de otro perro que pueda tener alguna enfermedad parasitaria o viral que se transmita.

Así, la coprofagia puede causar diferentes enfermedades, como:

  • La insuficiencia pancreática exocrina (suele ser la más frecuente).
  • Parasitosis intestinal.
  • Síndrome de malabsorción.
  • Infecciones intestinales. 
  • Hiperadrenocorticismo, también conocido como síndrome de Cushing canino. Se trata de una endocrinopatía caracterizada por un exceso crónico de glucocorticoides
  • Otras causas intestinales o digestivas.

los perros comen cacas

Diagnóstico de la coprofagia en los perros

Aunque en la mayoría de las ocasiones la explicación de por qué los perros comen caca sea por problemas de comportamiento, es necesario acudir al veterinario para diagnosticar este problema.

En vuestra visita al veterinario seguramente te pregunte sobre cómo es la dieta de tu perro y la frecuencia con que lo alimentas. También querrá conocer cuáles son las actividades diarias que realiza el perro, para así poder averiguar si pasa el suficiente tiempo jugando y paseando acompañado, o si, por el contrario, pasa demasiado tiempo solo en casa.

Obviamente, el veterinario también realizará un examen físico a tu perro con el fin de poder descartar cualquier otro problema médico. En ese examen básico, comprobará el peso, temperatura, pulso y presión sanguínea. También es probable que realice un análisis de sangre para comprobar en qué estado se encuentran sus plaquetas y los glóbulos rojos y blancos.

Además, comprobará el buen funcionamiento de sus órganos, y es posible que solicite un análisis de orina y de heces, para medir la grasa fecal y si existe o no presencia de algún tipo de parásito. 

Con todas estas pruebas, tu veterinario podrá determinar si el perro sufre anemia, alguna infección bacteriana o alguna otra patología que hemos comentado.

Tratamiento de la coprofagia canina

En el caso de que sea un problema médico el que explique por qué los perros se comen las cacas, entonces el tratamiento de la coprofagia canina pasa por tratar el problema subyacente:

  • En caso de pancreatitis o si la dieta es deficiente en algún nutriente, es necesario comprar comida de mejor calidad. Y posiblemente el perro tendrá que tomar algún suplemento dietético y vitaminas.
  • Si tu perro sufre anemia, podría necesitar inyecciones de vitamina B12.
  • Si tu perro tiene parásitos, será necesario eliminarlos con el tratamiento desparasitador adecuado.

enfermedades perro come heces

Si no existen enfermedades o presencia de parásitos que expliquen por qué los perros comen caca, entonces hablamos de coprofagia conductual. En este caso, para erradicar esta mala conducta tendrás que ponerte manos a la obra:

-No permitas nunca el acceso a las heces. 

Tendrás que limpiarlas o retirarlas en cuanto el perro defeque. Ten en cuenta que aquellos perros que se comen sus heces suelen hacerlo al momento. Así que conviene que las hagas desaparecer sin que el perro se dé cuenta.

-Felicítalo si defeca en el lugar adecuado.

Si es un cachorro y defeca en el empapador, felicítalo y retira de inmediato el empapador. Es importante que no le permitas jugar con él ni con las heces. 

-Intenta que haga sus necesidades en la calle.

Conviene que le saques a pasear a menudo y, si es posible, que sea en el horario en el que hace sus necesidades. De esta manera, el estímulo de estar en la calle va a hacer que deje de obsesionarse por comerse su caca.

-Corrige la conducta y modifica su comportamiento en positivo.

Cuando veas que va a comer las heces es el momento de decir bien alto y claro “no”. Pero en vez de regañarle, conviene que le des una orden que le haga abandonar el comportamiento indeseado. Así, por ejemplo, puedes pedirle que venga hacia ti o le tiras su pelota favorita, y en ese instante lo puedes premiar. Así consigues distraerlo para que se olvide de las heces.

-Aversión al sabor

Cuando el perro tiene muy arraigada esta conducta se puede recurrir a unos productos que saben muy bien y les gustan mucho, pero que hacen que las cacas tengan sabor amargo y que el perro las rechace.

Estos productos no han demostrado resultados cien por cien satisfactorios, no obstante, siempre deben estar supervisados por un veterinario.

causas pero come caca

– ¿Y si el problema no es de conducta ni médico?

En ocasiones, el por qué los perros se comen las cacas tiene una respuesta psicológica. Detrás de la coprofagia puede haber simplemente aburrimiento y el perro puede hacer cualquier cosa para entretenerse. Si tu perro está solo mucho tiempo y aburrido, hará sus cacas en casa y, hasta que venga alguien y las recoja, puede que le dé por comerlas. En estos casos no es tanto un problema del perro, sino de la atención que le damos.

Esperamos que toda esta información sobre por qué los perros se comen las cacas, te sirva para entender un poco más acerca del comportamiento de tu perro y de los cuidados que precisa. No obstante, si aún tienes dudas sobre por qué los perros se comen las cacas, lo más aconsejable es que consultes a tu veterinario. Aquí debajo de este artículo puedes dejarnos algún comentario o compartir con todos algún consejo que pueda servir para terminar con este hábito. También puedes hacerlo a través de nuestros perfiles de FacebookInstagram y en el canal YouTube.

¿Te ha gustado este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.9 / 5. Recuento de votos: 10

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Hablamos?