LAS
ALMENAS

Llámanos ahora

696 38 41 92

Horario de apertura

Lun-Sab 10:30 - 18:30​

Whatsapp

696 38 41 92

trucos mal aliento en los perros

Mal aliento en los perros ¿Cómo puedo solucionarlo?

4.4
(8)

El mal aliento en los perros es tan desagradable como frecuente. Pero no deja de ser un síntoma de un problema bucal o digestivo que tenemos que solucionar. Es por eso, que en este artículo que hemos preparado desde Las Almenas, vamos a comentarte cuáles son las causas que pueden causar mal aliento en los perros y qué podemos hacer para mejorar esta situación.

Y además de todo lo que vamos a contarte, más abajo encontrarás un vídeo explicativo que complementa mucho y bien este artículo.

¡Sigue leyendo!

aliento perros

Problemas de salud asociados al mal aliento en los perros

Muchas personas creen que el mal aliento en los perros es algo normal, lo cual es un error. Lo primero que tienes que pensar cuando tu perro tiene halitosis es que hay algo que lo está provocando, por lo que puede ser el primer indicio de un problema de salud.

¿Cuáles son esos problemas asociados al mal aliento en los perros? Aquí te los detallamos:

Gingivitis

La gingivitis es una enfermedad dental que afecta tanto a los perros como a los humanos. Se caracteriza por el enrojecimiento, la hinchazón e, incluso, el sangrado de las encías. Esta enfermedad de las encías se debe a la acumulación de placa bacteriana que, a su vez, puede producir mal aliento en los perros.

Esa placa bacteriana, al entrar en contacto con la saliva, va formando sarro que se adhiere al esmalte de los dientes. Cuando las bacterias siguen reproduciéndose, se van abriendo paso por debajo de las encías, produciéndose la inflamación.

Se estima que el 80% de los perros mayores de 3 años de edad tienen este problema, aunque en el caso de las razas pequeñas, especialmente el caniche, puede afectarles incluso antes.

Si no se controla la gingivitis y se deja que la enfermedad avance, pueden aparecer enfermedades periodontales más graves, como la periodontitis. 

Enfermedad periodontal

La enfermedad periodontal o periodontitis es un conjunto de problemas dentales que afectan no solo a las encías, sino también a los huesos de las mandíbulas que son el soporte de los dientes.

Las enfermedades periodontales se desarrollan a partir de la acumulación de bacterias entre los dientes y las encías del perro, es decir, cuando se da una gingivitis, que es la primera fase de esta enfermedad.

Es entonces cuando empiezan a aparecer otros problemas y síntomas, además del mal aliento en los perros. Se trata de:

  • Sangrado de las encías
  • Babeo excesivo acompañado o no de sangre
  • Problemas para masticar que hace que el perro pierda incluso el apetito.
  • Boca y rostro hinchados
  • Abscesos en la boca.

Si a pesar de estos síntomas, no vamos al veterinario, la enfermedad que sigue sin controlarse llegará a una última fase que consiste en la pérdida de hueso y la caída de los dientes. Pero ¡ojo! porque la enfermedad periodontal puede extenderse a otras partes del cuerpo, a través de la sangre, afectando al corazón, el hígado y los riñones de tu perro, lo cual puede ser nefasto.

Además, hay que tener en cuenta que el hecho de perder piezas dentales no es solo una cuestión de estética, sino que esta situación va a afectar directamente a su capacidad de masticación, a su proceso de digestión y a su estilo de vida en general. Por lo tanto, ante cualquier anomalía en la boca, incluso si se trata del mal aliento en los perros, es necesario consultarlo con el veterinario.

Enfermedades graves

Además de los problemas bucodentales, el mal aliento en los perros puede deberse a la consecuencia de otras enfermedades sistémicas como, por ejemplo:

  • Inflamaciones fuertes de la boca y la faringe, que podrían estar causadas por una amigdalitis.
  • Tumores en la boca, la faringe o la garganta
  • Enfermedades y tumores del aparato digestivo
  • Enfermedades renales o hepáticas
  • Infestación de hongos en la mucosa bucal
  • Enfermedades metabólicas, como es el caso de la diabetes mellitus.

En estos casos, el diagnóstico del veterinario es esencial para pautar el tratamiento más adecuado.

tratamiento mal aliento perros

Otras causas que propician el mal aliento en los perros

Además de las posibles enfermedades que hemos comentado, existen otras causas por las que aparece el mal aliento en los perros:

Tipo de alimentación

¿Sabías que el tipo de alimentación juega un papel fundamental en la prevención del mal aliento en los perros? Así es. La comida húmeda, como el paté o la comida casera, tiene más probabilidad de dejar restos entre los dientes y formar placa bacteriana que la alimentación seca, a base de croquetas. Esto mismo puede ocurrir con los piensos de mala calidad.

Cuerpos extraños

Además de quedarse comida entre los dientes, también es frecuente que en la mucosa bucal o en los dientes se queden enganchados cuerpos extraños. Pueden ser pequeños filamentos de algunas plantas o astillas que son también un foco de bacterias que puede provocar problemas más graves, además de mal aliento en los perros.

Para evitar este tipo de problemas, conviene que revises la boca del perro de vez en cuando. Es posible que los puedas retirar con tus propios dedos o con alguna pinza y con mucho cuidado. No obstante, si no puedes hacerlo o si ves que la mucosa se ha inflamado y el perro se queja, lo más adecuado es acudir al veterinario para que se encargue de solucionarlo.

Dientes sueltos

Hay dos momentos en la vida de los perros en los cuales los dientes están sueltos. El primero de esos momentos sucede cuando son cachorros y se produce el cambio de dientes. El segundo momento se da en edad avanzada.

A pesar de que los dientes sueltos son algo natural en estas etapas vitales, no dejan de ser un peligro. Los huecos que quedan son la puerta de entrada de los gérmenes y el entorno perfecto para la acumulación de bacterias. Es por eso, que en muy poco tiempo se puede provocar mal aliento en los perros.

Mala higiene bucodental

Como ves, la mayoría de las enfermedades que causan mal aliento están relacionadas con el sarro y la placa bacteriana, por lo que es indispensable mantener una correcta higiene bucodental.

La placa dental es la capa que se deposita sobre los dientes formada por bacterias, componentes de la saliva, restos de comida y células de la mucosa bucal. Esas bacterias producen compuestos azufrados, que son los responsables del mal aliento en los perros.

Cuando la placa no se elimina de forma frecuente, se endurece formando sarro, que es duro y es más difícil de eliminar que la placa. El sarro es de color marrón y es más común que lo detectes en colmillos y muelas traseras. Pero en casos graves aparece en todos los dientes.

Si la placa no se elimina provocará enfermedades más graves, como la gingivitis o la periodontitis, que afecta al hueso que sustenta al diente, y que puede acarrear la pérdida de la pieza dental.


Cómo eliminar y evitar el mal aliento en los perros

Para eliminar el mal aliento en los perros en muchas ocasiones vas a necesitar la ayuda de tu veterinario, sobre todo si la causa está relacionada con enfermedades y afecciones graves. No obstante, en la prevención tú sí que puedes hacer mucho por la salud de tu perro. 

Para ello, desde Las Almenas te aconsejamos que:

Cepilla los dientes de tu perro varias veces por semana

Si quieres saber cómo realizar la limpieza de dientes o qué tipo de cepillo utilizar, en nuestro artículo “5 formas diferentes de limpiar los dientes a un perro” podrás salir de dudas. 

Empieza a cepillárselos poco a poco y como si fuera un juego y ofrécele un premio al terminar para que lo relacione con algo positivo.

Proporciona a tu perro alimento seco de buena calidad

Como ya hemos comentado, los alimentos húmedos producen más residuos entre los dientes. Así que es mejor darle croquetas o preparados similares que arrastran parte del sarro al morder. 

Muchos piensos de calidad incluyen algunos ingredientes que se adhieren a la superficie del diente y evitan la formación de la placa bacteriana.

Ofrécele juguetes y snacks dentales para limpiar los dientes

Existen juguetes dentales y deliciosos snacks que limpian los dientes y las encías de los perros. Además, ayudan a fortalecer los músculos de la boca, por lo que resultan una opción más que interesante para prevenir el mal aliento en los perros.

Por el contrario, evita darle huesos o juguetes inadecuados, que puedan astillarse y clavarse en la boca del perro, dando lugar a heridas e infecciones.

juguetes mal aliento perros

Utiliza enjuagues de clorhexidina para perros

Al igual que los humanos, también los perros pueden utilizar enjuagues para reducir las bacterias orales que causan el mal aliento en los perros. Son productos que se añaden a su agua, no suelen tener sabor.

Hazle una limpieza dental en el veterinario

Si ves que tu perro acumula mucho sarro, lo más adecuado es retirarlo con cierta frecuencia. Para ello, en tu clínica veterinaria podrán hacerle una limpieza dental parecida a la que realizan nuestros dentistas. Pero en este caso es necesario sedar al perro para que no pueda moverse y que el veterinario limpie bien la boca y elimine todo el sarro.

Ofrécele mucha agua

Los perros deben beber mucha agua para mantener un correcto funcionamiento de sus cuerpos y evitar los residuos en sus bocas causantes del mal aliento en los perros.

tips perros

Ahora ya sabes todo lo que puedes hacer para evitar el mal aliento en los perros y detectar posibles problemas de salud. 

Si tienes alguna duda de tipo sanitario, te recomendamos que acudas a tu veterinario de confianza. Y si quieres comentarnos algún truco para eliminar el mal aliento en los perros, estaremos encantados de leerlo. Aquí abajo tienes el sitio perfecto para contárnoslo o si lo prefieres puedes hacerlo en nuestros perfiles de Facebook, Instagram y en nuestro canal de YouTube de Las Almenas. Con tus mensajes y comentarios ¡todos aprendemos un poquito más acerca de nuestros amigos peludos!

¿Te ha gustado este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.4 / 5. Recuento de votos: 8

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Hablamos?