LAS
ALMENAS

Llámanos ahora

696 38 41 92

Horario de apertura

Lun-Sab 10:30 - 18:30​

Whatsapp

696 38 41 92

conjuntivitis-perros

La conjuntivitis en los perros, ¿cómo se cura?

5
(6)

¿Has notado que tu perro tiene los ojos rojos y un lagrimeo excesivo? ¿Tiene dificultades para abrir uno o los dos ojos por culpa de las legañas? Probablemente estás ante un caso de conjuntivitis, lo cual es bastante frecuente.

Por eso, desde Las Almenas queremos explicarte los síntomas, causas y tratamientos de la conjuntivitis en los perros. Así podrás detectar este problema cuanto antes para que tu veterinario determine el tratamiento más adecuado.

Afortunadamente, es muy poco usual que la conjuntivitis en perros cause problemas permanentes en la visión, pero mientras dura, sí que es realmente molesto.

curar-conjuntivitis-perros

Creas o no creas que la conjuntivitis que está sufriendo tu perro es más o menos grave, siempre requiere el diagnóstico por parte del veterinario, ya que existen diferentes causas y cada cual tiene su tratamiento.

¡Sigue leyendo y conocerás las claves de la conjuntivitis en los perros!

¿Qué es la conjuntivitis en los perros?

La conjuntiva es una membrana mucosa y transparente que recubre toda la parte frontal de los ojos, el interior y los bordes de los párpados. Cuando la conjuntiva se inflama es cuando decimos que existe una conjuntivitis en los perros.

Dicha inflamación puede ir acompañada de una infección y, es que la conjuntivitis en los perros no siempre es un caso aislado, sino que puede ser parte de la sintomatología de alguna enfermedad que tiene el animal y que hay que diagnosticar.

Síntomas de la conjuntivitis en los perros

Para que puedas identificar si tu perro tiene conjuntivitis, conviene que prestes atención a los síntomas más comunes. No tienen por qué aparecer todos, puede ser solo uno o que padezca varios de forma simultánea.

sintomas-conjuntivitis-perros

En cualquier caso, la detección de alguno de estos síntomas es motivo suficiente para acudir al veterinario:

-Enrojecimiento ocular.

Es uno de los síntomas por excelencia de la conjuntivitis en los perros. Cuando la conjuntiva se inflama, se irrita y produce esa rojez.

-Lagrimeo excesivo.

En la mayoría de los casos de conjuntivitis en los perros, los ojos se ven excesivamente llorosos.

-Picor.

Es muy habitual que los ojos piquen y que, por ello, el perro se rasque con frecuencia. Así que, intenta mantener sus uñas bien cortas para evitar que se haga heridas internas.

-Dificultad para abrir el ojo o los dos ojos.

Debido a la inflamación de los párpados o a las excesivas legañas y costras, es posible que el perro tenga problemas para abrir bien los ojos.

-Hipersensibilidad lumínica.

Fíjate si tu perro evitar los lugares con mucha luz y busca rincones más oscuros de la casa. Y si es obligado a exponerse a la luz, cerrará los ojos para evitarla.

-Secreción purulenta amarilla o verdosa.

En los casos más graves de la conjuntivitis en los perros, es posible que los ojos supuren líquidos amarillentos o verdosos. Este síntoma es también causa de otra patología, como es el caso del moquillo (https://almenas.es/el-moquillo-en-los-perros-sintomas-y-tratamiento/ ). Como puedes imaginar, la visita al veterinario en estos casos es urgente.

Tipos y causas de la conjuntivitis en los perros

La inflamación de la conjuntiva puede ser o no infecciosa, puede ocurrir como consecuencia de un problema más grave…

gotas-ojos-perros

De esta forma, podemos distinguir diferentes tipos de conjuntivitis en perros:

-Conjuntivitis alérgica

Debido a la reacción alérgica ante cualquier alérgeno, la conjuntiva se puede inflamar e irritarse. Con ello, aparece la secreción lacrimal, el enrojecimiento y el picor en uno o en ambos ojos.

-Conjuntivitis por cuerpos extraños.

Si mientras jugaba en el parque le entra en el ojo algún cuerpo extraño, como es el polvo, una pestaña, algún trocito de hoja… se le puede inflamar la conjuntiva, desarrollando conjuntivitis. En este caso, no es una conjuntivitis contagiosa, ya que al eliminar ese cuerpo extraño que le molesta, la inflamación remitirá.

-Conjuntivitis bacteriana

En muchas ocasiones, cuando el sistema inmunológico del perro está débil, debido a otra patología, las bacterias oportunistas proliferan causando conjuntivitis. En este caso sí que es contagiosa, por lo que conviene extremar la higiene.

-Conjuntivitis vírica

Algunos virus, como es el caso del moquillo, que ya hemos comentado, pueden afectar a los ojos y producir secreciones muy molestas y pegajosas. Este tipo de conjuntivitis en los perros es contagiosa y, en su mayoría, es parte de la sintomatología de enfermedades más graves.

-Queratoconjuntivitis seca o síndrome de ojo seco.

En este caso no es una conjuntivitis como tal, aunque se asemeja mucho. Esta patología afecta a las glándulas lacrimales, la córnea y la conjuntiva, haciendo que produzcan pocas lágrimas, lo cual, a su vez, produce una grave sequedad ocular que hace que el ojo presente una secreción espesa y purulenta. Esta afección también puede estar relacionada con otras enfermedades, pero, en definitiva, no es un tipo de conjuntivitis.

¿Se puede contagiar la conjuntivitis en humanos?

Es cierto que determinadas conjuntivitis vírica y bacteriana se pueden transmitir a los humanos, pero esto depende del virus o de la bacteria que provoque la conjuntivitis en los perros. Algunos de los agentes infecciosos pueden afectar a otros perros, gatos e incluso personas, pero esto es algo que te explicará el veterinario cuando diagnostique el tipo de conjuntivitis.

Diagnóstico de la conjuntivitis en los perros

En cuanto detectes algunos de los síntomas, lo más adecuado es acudir al veterinario para que diagnostique el tipo de conjuntivitis que sufre el perro y el tratamiento más adecuado. Tratamiento que tendremos que seguir a rajatabla, hasta terminarlo, aun cuando veamos que el perro mejora.

Es lógico pensar que si solo afecta a uno de los ojos es porque ha sucedido algo específicamente en ese ojo. Así, si el perro ha estado jugando entre arbustos, con total probabilidad, esa sea la causa de la conjuntivitis. Sin embargo, si están afectados los dos ojos, hay más posibilidades de que el perro esté sufriendo cualquier otro problema.

No obstante, para salir de dudas, insistimos en la necesidad de acudir al veterinario cuanto antes para iniciar el tratamiento lo antes posible.

Tratamiento de la conjuntivitis en perros

El tratamiento de la conjuntivitis en los perros depende de la causa de la inflamación de la conjuntiva.

Así, si se trata de una irritación leve por polvo o algo similar, puede ser suficiente enjuagar el ojo. Si es necesario extraer algún objeto, habrá que llevarlo al veterinario para extraerlo con cuidado y, si es necesario, después de la extracción se pueden administrar colirios.

Jack Russell Terrier at the doctor vet treats eye

En caso de que la conjuntivitis en los perros sea por infección bacteriana, el veterinario podrá recetar antibióticos oftalmológicos y si es por infección de hongos, el tratamiento será con fungicidas.

De este modo, tu veterinario puede recetar:

-Limpiadores oculares específicos. Tendrás que utilizarlos con mucho cuidado, aplicándolos con gasas, si es necesario, pero nada de algodones, ya que las fibras se pueden quedar en los ojos.

-Colirios y pomadas de uso tópico. Se aplican sobre el ojo. Para que sean realmente eficaces tendrás que administrarlos con la frecuencia y la duración que te indique el veterinario.

-Tratamientos orales o inyectables. También en estos casos tendrás que seguir las indicaciones de tu veterinario para conseguir acabar con la conjuntivitis en los perros.

-Tratamiento quirúrgico. En casos determinados, como los molestos pelos dentro de los párpados (distiquiasis, triquiasis) deben ser eliminados mediante tratamiento láser o de forma quirúrgica.

Además, si ves que tu perro se rasca en exceso por culpa de los picores de la conjuntivitis, puede ser necesario ponerle un collar isabelino, así evitarás que se dañe los ojos o se cree úlceras al intentar rascarse para aliviarse.

¡Cuidado con los remedios caseros y la automedicación!

Existe la creencia popular de que limpiar al perro con infusiones y otros remedios caseros es buena forma de tratar la conjuntivitis en los perros, pero en realidad, esto solo puede causar más irritación y molestias en la conjuntiva del perro. Es mejor utilizar suero fisiológico y seguir estrictamente las instrucciones y el tratamiento que te recomiende tu veterinario.

tratamiento_conjuntivitis_perros

Tampoco puedes utilizar colirios ni medicamentos diseñados para humanos. Solo debemos emplear medicamentos de prescripción veterinaria. Y si tienes en tu botiquín algún colirio de anteriores episodios de conjuntivitis en los perros, comprueba la fecha de caducidad y consulta con el veterinario si es posible utilizarlo de nuevo.

Siempre es mejor prevenir

Como siempre, la prevención es esencial para conseguir perros sanos. Por eso, en nuestro criadero de perros de Las Almenas seguimos las recomendaciones sanitarias en cuanto a vacunación, además de hábitos de higiene y una alimentación sana y equilibrada. Todo esto es imprescindible para garantizar la salud presente y futura de tu amigo peludo.

Esperamos que toda la información sobre la conjuntivitis en los perros te haya sido de utilidad y recuerda que en ningún caso debes medicar a tu mascota sin la recomendación de tu veterinario.

Y si tienes alguna cuestión que quieras comentar o preguntar, puedes escribirnos aquí debajo o en nuestros perfiles en Facebook, Instagram y en nuestro canal de YouTube de Las Almenas. También en nuestro blog seguiremos dándote consejos saludables porque ya sabes que en Las Almenas nos preocupamos de la salud de nuestros cachorros desde antes de que nazcan y trabajamos cada día por conseguir perros sanos y felices. Si tú también quieres formar parte de esta gran familia, solo tienes que contactar con nosotros, ¡te esperamos!

¿Te ha gustado este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 6

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Hablamos?