LAS
ALMENAS

Llámanos ahora

696 38 41 92

Horario de apertura

Lun-Sab 10:30 - 18:30​

Whatsapp

696 38 41 92

Humanizar un perro, ¿qué peligro tiene?

4.4
(33)

Actualmente está muy extendida la moda de humanizar a las mascotas, especialmente a los perros. Los papas perrunos se vuelcan en cuidados y mimos excesivos en su compañero perruno como si fuera una persona, sin saber los problemas que eso les puede ocasionar en la convivencia y el desarrollo del perro. Por eso en este post te contamos las consecuencias que puede conllevar humanizar un perro, así como algunos consejos para reconducir algunas de sus consecuencias.

¿De qué formas se humaniza a los perros?

Quizá te sientes identificado con algunas de las formas que hay de humanizar un perro, si es así presta atención para saber cómo repercute esto en tu amigo peludo. Cuando hablamos de humanizar un perro nos referimos a tratarlos con actitudes como si fuera una persona y de interpretar algunos de los comportamientos más simpáticos de tu mascota como actitudes humanas, malinterpretando los instintos naturales del animal.

Muchos confunden esta actitud de personificar a su perro con darle amor y tratarlo como uno más de la familia, y sin embargo, no tiene nada que ver con dar buenos cuidados de tu perro según sus necesidades reales.  

Te contamos a continuación cuales son las actitudes más frecuentes que muestran los papas perrunos humanizando a sus perros:

1. Hablarles y reprenderles como si fueran niños pequeños.

2.Darles cualquier comida de humanos creyendo que la desean y les hace bien tanto como nosotros.

3.Celebrar cumpleaños perruno o aniversarios, poniéndole gorros y sometiéndole al ritual de tarta y velas que no entienden los perros.

4.Ponerles ropa de persona e incluso accesorios, zapatillas y joyas.

humanizar-un-perro

 

5.Meterlos en “cochecitos de bebes o niños” o llevarlos constantemente dentro de bolsos o  en brazos, creyendo que los pones “a salvo” y los proteges.

6.Meterlos en tu cama incluso bajo tus sabanas para dormir apoyado en tu almohada.

7.Hacerles tratamientos estéticos innecesarios o lavarles en exceso.

8.Utilizar en tu perro productos para personas como productos de higiene o medicinas.

Si haces alguna de estas acciones con tu perro debes considerar que tienes una actitud de humanizar a tu mascota y corregirla. Cualquiera de estas actitudes a las que se les somete al perro van a interferir en su desarrollo generándole estrés y otros trastornos emocionales y físicos si los dueños no los frenan a tiempo para corregidos.

Tienes que entender que tratar a tu perro como a tu hijo pequeño, cuando la mayoría de las veces ya es un perro adulto, no hará más que confundirlo, ya que los animales precisan mucho de su autonomía y respeto a su espacio.

Además, antes de hacer alguna de estas acciones sobre tu perro debes ser responsable y consultar con un veterinario para asegurarte que es conveniente para tu amigo peludo y evitar males mayores.

 

¿Por qué humanizar un perro es perjudicial para él?

Como ya estás comprobando, es muy distinto amar a tu perro a tener estas actitudes humanas con él e ignorar la realidad de que es un perro con necesidades concretas y muy distintas a las nuestras. De hecho, hay que tener cuidado con algunas de las acciones de humanizar un perro ya que puede poner en peligro seriamente su salud y por tanto su vida.  

Es normal que quieras proteger a tu perro de todos los males y que esté contigo todo el tiempo y sea tu gran compañero de vida, pero proyectar tus propias necesidades humanas afectivas en él es una carga demasiado pesada para un perro. Además, si supones que tu perro tiene las mismas necesidades propias  de las personas, malinterpretas su instinto y su naturaleza.

Esto puede conllevar a que descuides o ignores las necesidades reales más importantes para tu perro por su naturaleza, como tener una alimentación centrada en sus propias necesidades nutricionales, hacer ejercicio diario y juegos que estimulen su instinto perruno, poner límites en ciertos comportamientos y fomentar el adiestramiento, tener ratos de autonomía y su espacio propio.

Los perros que son humanizados por sus dueños desarrollan una serie de consecuencias emocionales en su desarrollo a la madurez que son difíciles de corregir. Lo más importante es que su dueño las detecte y las frene a tiempo para evitar las muchas consecuencias que pueden darse y evitar males mayores.

Consecuencias de humanizar un perro 

Frecuentemente las personas que humanizan a su perro lo hacen de manera inconsciente y con instinto de sobreprotegerlo. Sin embargo, debes saber algunas de las consecuencias más importantes que se desencadenan en el perro cuando esto ocurre durante su desarrollo:

  1. Se aleja al perro de otros animales y se le impide relacionarse de manera adecuada con otros perros. Esta falta de socialización que es necesaria para ellos, les causará problemas en su conducta, ya que le estas bloqueando vínculos que necesitan en su desarrollo.
  2. Tu perro desarrollará actitudes cada vez más irritables, hasta llegar a ser agresiva, incluso pudiendo tener episodios destructivos con objetos o muebles del hogar.
  3. Puede desarrollar problemas de ansiedad, autolesionándose a sí mismo.
  4. Tendrá incapacitad para socializar y no podrá jugar con otros perros.
  5. Desarrollará problemas de salud por alimentación inadecuada, como problemas en el aparato digestivo, diabetes e incluso sobrepeso. En el peor de los casos intoxicaciones por darle alimentos humanos que no son aptos para perros, poniendo en riesgo su vida.
  6. Al no tener marcados límites en su comportamiento desarrollará conductas indisciplinadas que podrían arruinar la convivencia y problemas serios cuando recibas visitas en tu hogar, como ladridos excesivos e incesantes o conductas agresivas.
  7. Si no realiza el ejercicio suficiente, puede tener problemas precoces de movilidad en articulaciones y sobrepeso.
  8. Puede llegar a orinar e incluso hacer caca en lugares inadecuados, aun cuando suele hacerlos en la calle.

Un perro sometido a una educación con humanización no tiene los límites adecuados para poder convivir bien ni sabe distinguir un líder de su manada. Si además se ve privado de paseos y con ellos de liberar energía con necesidades tan básicas como realizar actividad física podrás tener un perro con actitudes muy explosivas en tu hogar.  Tienes que tratar de evitar estos problemas lo antes que puedas por el bien de tu compañero peludo.

¿Hay remedio para corregir actitudes de humanizar un perro?

Afortunadamente sí hay remedio, no debes desesperarte ya que frenar a tiempo estas actitudes de humanizar un perro dará muchas más posibilidades a tu peludito de volver a disfrutar del bienestar que necesita.

Lo primero que debes hacer es ser honesto contigo mismo y aceptar que el problema no lo tiene el perro sino tú mismo con las actitudes con las que te vinculas con él. Una vez seas consciente de que es un perro y que sus necesidades son muy concretas y nada tienen que ver con las tuyas, será el mayor avance para mejorar.

Con este cambio de chip le devolverás a tu perro la libertad de volver a ser un perro que vive el presente y que te quiere a su manera perruna.

Ten paciencia y ayuda a tu perro a desprenderse de los malos hábitos que le ha ocasionado tu humanización sobre él y siempre dale el alimento apropiado para su raza y peso. Incentiva la socialización con otros perros y no temas si se lleva algún revolcón, es lo más normal y necesita vincularse con otros como él. Y lo más importante, acéptalo como el perro que es y ámalo con el mismo amor perruno que él te da.

 

Desde Las Almenas queremos saber si te ha parecido interesante este artículo, así que déjanos tu comentario y comparte con nosotros tu experiencia. No olvides seguirnos en nuestras redes sociales Facebook Instagram y nuestro Canal de Youtube, nos vemos en el próximo consejo para el bienestar de tu perro.

¿Te ha gustado este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.4 / 5. Recuento de votos: 33

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

11 respuestas

  1. Me ha encantado nunca he leído un artículo que hablará de este problema ,que realmente tienen los humanos jajajjpero es muy serio ,yo con todo el respeto pero lo veo como un maltrato hacia ellos , lo que está claro que mueve también mucho dinero y negocio,pero lo habéis tratado con mucho respeto y cariño ,pero diciendo las cosas muy claritas me encantan vuestros articulos un saludo.

    1. Hola Manuela, gracias por escribirnos, la verdad es que son artículos de interés general que pueden servirle a todo el mundo. Además, hay que tener en cuenta que cada artículo está redactado de forma original intentando aportar nuestra experiencia como centro de cría responsable. Si necesitas consejos o algún tip en concreto, no dudes en llamarnos, damos asesoramiento gratuito a nuestra comunidad. Un saludo.

  2. Quién tiene mascotas, lo primero que aprende, que ninguna es igual a otra que ,tuvieras antes, en mi caso perros y perritas. Normalmente son de la misma raza, pero todos, tienen distintos caracteres, sus propias personalidades, que debes respetar. No son clones unos de otros. Yo me limito a quererlos, respetarlos y educarlos, respetando sus momentos en los que quieren, jugar y mimos, y momentos en los que quieres soledad en su cuna.

    1. Muy bien Mar, así es, hay que saber que son animales y no humanos. Es importante para su desarrollo, su felicidad y su crecimiento. Gracias por comentar y aportar valor con tu comentario. ¡Te seguimos leyendo!

  3. Muy buen artículo, gracias por hablar de este tema y ponerlo en evidencia. Es verdad que los dueños de los peludos tenemos esa tendencia de “hacerlos nuestros hijos”.

    1. Gracias por leernos y valorar nuestros artículos. No dejes de valorar hasta con 5 estrellas al final del artículo y pasarte por nuestro canal de Youtube. Compartimos vídeos y consejos todas las semanas. Nos vemos dentro!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Hablamos?