LAS
ALMENAS

Llámanos ahora

696 38 41 92

Horario de apertura

Lun-Sab 10:30 - 18:30​

Whatsapp

696 38 41 92

cuándo esterilizar un perro

¿Cuándo debo esterilizar a mi perro?

5
(13)

¿Tengo que esterilizar a mi perro? Esta es una de las preguntas más frecuentes que nos trasladan nuestros amigos de la familia Las Almenas. Si tú también quieres saber qué implica la esterilización de un perro y cuáles son sus ventajas e inconvenientes, ¡no te pierdas ni un solo párrafo de lo que aquí te contamos!

¿Castrar o esterilizar a mi perro?

Ambas intervenciones tienen el mismo objetivo: evitar que el perro tenga descendencia. Sin embargo, los dos términos se utilizan como sinónimos, pero no lo son. Si tú también te estás preguntando “¿debo esterilizar a mi perro?” debes tener en cuenta los objetivos que estás buscando y las recomendaciones de tu veterinario.

Con la esterilización se evita la fertilidad del perro, pero se mantiene una conducta sexual normalizada. Sin embargo, la castración es una técnica más drástica e invasiva que la esterilización que, además de las ventajas de la esterilización, consigue controlar conductas problemáticas como la agresividad, las escapadas, etc.

Procedimiento de castración y esterilización

Es de entender que tengas reparos a la hora de pensar en la castración o esterilización de tu perro. Tu veterinario te puede explicar con más detalle en qué consisten estas operaciones de rutina.

Cuando hablamos de castración en las hembras nos referimos a la ovariohisterectomía, que supone la extirpación del útero y de los ovarios. Para ello, es necesario realizar una incisión longitudinal en el abdomen. No obstante, puedes pedir que le practiquen una cirugía menos invasiva mediante laparoscopia que resulta algo más cara, pero minimiza las molestias y el tiempo de recuperación.

En los machos, la castración consiste en la extirpación de los testículos por medio de una orquiectomía. Esta suele ser una operación poco invasiva, pero si los testículos aún no han bajado, tendrá que practicarse una cirugía abdominal que es similar a la que se les practica a las hembras.

En la castración, al reducirse el número de hormonas, se consigue repercutir directamente sobre la conducta, comportamiento sexual y agresividad del perro, resultando perros más fáciles de educar, lo cual es más notable en el caso de los machos.

En cambio, la esterilización se considera que es una cirugía menos invasiva en la que el veterinario únicamente realiza una ligadura de trompas en las hembras o ligadura de los conductos seminíferos en los machos, es decir, una vasectomía.

Sabemos que hablar de cirugía nos da miedo y lo asociamos a dolor. Pero en estos casos, no te preocupes porque la cirugía se realiza bajo anestesia general para garantizar que durante el procedimiento tu perro no sienta ningún dolor. También en el posoperatorio el perro podrá tomar antiinflamatorios y analgésicos recetados por el veterinario, sobre todo las hembras que podría necesitarlos durante unos días para asegurarnos una recuperación rápida e indolora.

cuándo castrar un perro

Ventajas de castrar o esterilizar a mi perro

Tanto la castración como la esterilización evitan las gestaciones no deseadas, sin embargo, con la esterilización no se elimina el celo canino. Esto es debido a que los órganos reproductivos se mantienen intactos, por lo tanto, los efectos que tienen las hormonas continúan presentes.

Así pues, con la esterilización siguen los problemas de conducta como puede ser el marcaje territorial, las peleas con otros machos y las típicas escapadas de casa tras una hembra en celo.

Estos inconvenientes sí que se solucionan con la castración.

Los beneficios de castrar un perro son varios, tanto para ti como para tu perro: reduces el riesgo de que tenga determinadas enfermedades y mejora su comportamiento, además de evitarte quebraderos de cabeza para ti.

En las hembras, además de eliminar el riesgo de un embarazo no planificado, el hecho de optar por la castración previene el cáncer de útero, ovario y de mama, así como otras infecciones uterinas que pueden ser potencialmente mortales.

También la salud del macho se beneficia de la castración, ya que se evitan los tumores testiculares, se reduce el riesgo de cáncer de próstata y otros tumores e infecciones. Con la castración suelen mejorar los comportamientos inapropiados que ya hemos comentado, como por ejemplo, que no intente montar objetos o que marque su territorio, vagabundee en busca de pareja o se vuelva agresivo y acabe peleando y haciéndose daño.

castrar perro pis marcar territorio

Inconvenientes de castrar o esterilizar a mi perro

Riesgo por la cirugía

Tanto la castración como la esterilización son cirugías que conllevan anestesia general, así que es que conviene sopesar si conviene castrar o esterilizar a mi perro.

Riesgo de estancamiento del desarrollo del perro

Puesto que con la castración se modifica el equilibrio hormonal del perro, es posible que esto conlleve consecuencias, sobre todo en castraciones tempranas que pueden provocar que se pare el desarrollo físico y mental del perro.

Tendencia al sobrepeso

De nuevo, debido a que la castración interviene a nivel hormonal, es posible que el perro gane peso, algo que es más frecuente en razas de perro como retriever, cocker o Beagle.

Riesgo de incontinencia

Es posible que la cirugía suponga un mayor riesgo de incontinencia urinaria, especialmente en las hembras de razas más grandes como el gran danés, el terranova, el bóxer, el doberman, etc.

Cambios en el pelaje

También la castración puede provocar un cambio en la estructura del pelo, algo que es más visible en las razas de pelo largo. Este cambio trae consigo un peinado y aseo más complicado. Si necesitas ayuda con el cepillado, te recomendamos leer nuestros 10 Consejos para cepillar el pelo de tu perro.

¿Cuándo conviene esterilizar a mi perro?

Ten en cuenta que tu perro o perra alcanza la madurez sexual en torno a los 6 o 7 meses de edad, aunque esto depende también de la raza. Por lo tanto, para evitar gestaciones no planificadas, lo más adecuado es que esterilices o castres a tu perro antes de llegar a esa edad.

No obstante, si te estás preguntando “cuándo esterilizar a mi perro” esto es algo que debe decidir tu veterinario, ya que hay razas de mayor tamaño en las que es recomendable hacerle la esterilización tras su primer año de vida para no interrumpir el proceso de desarrollo y crecimiento.

Otros veterinarios prefieren esperar a que los perros pasen su primer celo antes de esterilizarlos, lo que supone una estrecha vigilancia en ese intervalo para saber cuándo tiene lugar el celo del perro.

En los machos es un poco complicado definir la edad en la que intervenir porque como no tienen ‘’celo’’ no sabemos en qué momento exacto alcanzan la madurez sexual. Pero podemos estar atentos a ciertos comportamientos que suelen ocurrir con la entrada en la pubertad de un perro:

  • Empieza a levantar la pata para hacer pipí.
  • Empieza a querer marcar su territorio con orina.
  • Intenta montar hembras.

 

Podrás comprobar que estas situaciones empiezan a suceder más o menos entre los 6 y los 9 meses de edad. Lo ideal entonces es castrar a un perro macho antes de que entre en dicha etapa de pubertad, para que así no adopte patrones territoriales, ni adquirirá la conducta de monta.

esterilizar un perro

¿Qué cuidados postoperatorios necesitará el perro tras ser castrado?

Como es lógico, después de la operación tu perro estará algo somnoliento, pero recuperará su energía y vitalidad enseguida. Como la operación varía según el género y si es castración o esterilización, el proceso de recuperación también será diferente. No obstante, desde Las Almenas te recomendamos estos consejos para ayudar a tu amigo peludo a curarse lo antes posible.

  • Préstale atención y quédate cerca de él durante la primera noche tras la operación, por si acaso.
  • Puede que lloriquee o se queje cuando salga de la anestesia. No te preocupes, es muy posible que se sienta desorientado y por eso se queja. No obstante, si los quejidos continúan, adviérteselo a tu veterinario.
  • Ponle dieta blanda en las primeras comidas tras la operación para evitarle molestias digestivas u otras reacciones a la anestesia.
  • Sigue las pautas de tu veterinario y no olvides administrar al perro la medicación que le haya prescrito. Suelen ser analgésicos, antibióticos y antiinflamatorios, pero será tu veterinario quien paute las dosis.
  • Acude a las revisiones para que el veterinario pueda controlar su recuperación. Posiblemente tengas programadas las citas en los días 3 y 10 después de la operación.
  • Controla a tu perro en las salidas a la calle. Posiblemente pueda salir al día siguiente de la operación, pero tendrás que pasearlo con correa y bien cerca de ti hasta que el veterinario finalmente le dé el alta en la revisión del décimo día.
  • Es posible que, para impedir que se lama o se rasque la herida, tenga que llevar un collar isabelino, durante varios días o hasta que reciba el alta entorno al décimo días después de la operación. Si ves que le molesta mucho el collar, puedes probar a ponerle una camiseta.
  • En el caso de las hembras, a no ser que haya sido una cirugía laparoscópica, tendrás que revisar la herida con regularidad para asegurarte de que está cicatrizando correctamente. Si ves que empeora de algún modo, ponte en contacto con el veterinario.

postoperatorio castración perro

Castración o esterilización, ¿qué es mejor?

Ahora que ya conoces todo lo que hay que sopesar a la hora de decidir qué hacer, conviene que pienses si en tu cabeza continúa la idea de “castrar o esterilizar a mi perro”. Si sigues con dudas, lo más recomendable es que preguntes a tu veterinario de confianza, ya que podrá asesorarte teniendo en cuenta la edad y el estado físico de tu perro.

En general, se suele recomendar más la castración, pero elijas la opción que elijas piensa que esta medida busca ser un acto de responsabilidad para evitar el nacimiento de camadas no deseadas y, a la vez, mejorar la calidad de vida de tu perro.

Y bien, después de conocer cuáles son las diferencias entre ambas intervenciones… ¿estás ya decidido a dar el paso? O ¿ya has castrado a tu perro? Cuéntanos cómo ha sido tu experiencia y si te pensaste “¿debo castrar o esterilizar a mi perro?” durante mucho tiempo. Puedes escribirnos aquí debajo o, si lo prefieres, a través de nuestros perfiles en Facebook, Instagram y en nuestro canal de YouTube de Las Almenas. Estamos deseando leer tus comentarios, ¡no te cortes, estamos en familia!

 

 

 

¿Te ha gustado este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 13

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

2 respuestas

  1. Enhorabuena por el post.
    Muy recomendable la castración.
    Tengo entendido que laparadoscopia solo extraen los ovarios y no el útero.
    Tengo 2 hembras y una ha sido castración normal y la otra por laparadoscopia.

    1. Hola Teresa, gracias por comentar y contar tu caso. La verdad es que siempre decimos que escribimos en el blog para justamente esto, poder ayudar y dar luz en momentos en los que la gente no sabe por donde tirar o qué hacer. Sin duda las opciones son múltiples, pero hay que pensar también en la cirugía, los riesgos y el beneficio para el animal que al final es quien es el protagonista principal de esto. Si quieres puedes comentar algo más de cada cirugía, sobre todo qué diferencias ves en las perras al haber hecho una cosa distinta en cada una de ellas. ¿Nos cuentas un poco más? Gracias por compartir y formar parte de esta gran familia. ¡Cómo nos gusta esta comunidad perruna!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Hablamos?