LAS
ALMENAS

Llámanos ahora

696 38 41 92

Horario de apertura

Lun-Sab 10:30 - 18:30​

Whatsapp

696 38 41 92

Llegada a casa de tu cachorro

Cómo preparar la llegada a casa de tu cachorro

4.5
(40)

Has decidido dar un cambio a tu vida y a la de tu familia. Estás a punto de recibir a tu nuevo perro y, aunque es un momento muy ilusionante y especial, ¿te preocupa no tenerlo todo preparado? Tranquilo. En Las Almenas queremos ayudarte a preparar la llegada a casa de tu cachorro y así evitar momentos de estrés que no os convienen ni a ti ni a tu nuevo amigo.

Enseguida vas a comprobar que tu cachorro es un torbellino de energía, pero también es una esponja que aprende constantemente, así que, además de indicarte qué cosas necesitas preparar para la llegada a casa de tu cachorro, te vamos a dar ocho consejos esenciales para conseguir una buena convivencia desde el primer día.

Qué necesitas preparar para la llegada a casa de tu cachorro!!

No se trata de poner la casa patas arriba, pero tendrás que hacerle un hueco a él y a todas las cosas que necesita, al menos a las más esenciales que son:

Una forma de viajar segura

Hay varias formas en las que un cachorro puede viajar en coche de manera segura, escoge la que más te guste.

Cama

Busca un rincón tranquilo de tu casa en donde el cachorro pueda tener su lugar de descanso. Procura que sea cálido para que se sienta cómodo y seguro, más aún si es un cachorro muy pequeño que extrañe la ausencia de su madre. En este caso, en las primeras noches tras la llegada a casa de tu cachorro puedes ponerle una bolsa de agua caliente envuelta con una manta que le recuerde al calor de su madre.

Llegada a casa de cachorros

Recipiente para comida y agua

Los hay muy bonitos y decorativos, aunque lo más recomendable es que sea de acero inoxidable, ya que resulta más higiénico y resistente. No obstante, no conviene que dejes la comida a disposición de tu cachorro. Ponle la ración adecuada y déjale un tiempo prudencial para que coma. Pasado ese tiempo, recoge el comedero esté o no terminado.

Juguetes

¡Tu cachorro necesita jugar! Así que, si no quieres que destroce cualquier objeto que encuentre por casa, conviene que tengas juguetes de goma para perros que le permitan entretenerse, además de aliviar las molestias de la dentición.

Cepillos y baño

La higiene es esencial. Desde el primer día debes cepillar el pelo de tu cachorro. Aprovecha este momento para darle mimos y ¡mucho cariño!

También conviene que le acostumbres desde el principio a cepillar sus dientes, aunque no sea su dentadura definitiva.

En cuanto al baño, no conviene que le bañes los primeros días. Una vez que se vaya adaptando, tendrás que lavarlo una vez a la semana con champú especial para cachorros. Sécalo con secador muy bien y mantenlo en una habitación cálida hasta que se haya secado completamente. 

Collar y correa

Seguramente no vas a utilizar la correa durante las primeras semanas tras la llegada a casa de tu cachorro. No obstante, conviene que tu perro se vaya acostumbrando a llevarlo para que no le provoque daños físicos ni psíquicos. Recuerda ponerle una placa de identificación en el collar para que puedan localizarte de forma rápida en caso de que se pierda.

Entorno seguro

Una casa segura para ti no tiene por qué serlo para tu cachorro. Retira objetos que puedan hacerle daño: los cables, ciertas plantas, bolsas de plástico, productos de limpieza, medicinas y cualquier otro producto tóxico para el perro (chocolate, chicles con xilitol…).

Ten en cuenta que es posible que el cachorro haga sus necesidades en esa alfombra que tanto te gusta. Retírala, así como zapatos y otros objetos que el cachorro tenga cerca y pueda morderlos.

Cómo preparar la llegada a casa de tu cachorro

¿Cómo son los primeros días de tu cachorro en casa?

¿Quieres saber cómo convivir con tu perro y no morir en el intento? Sigue leyendo, tenemos  cosas importantes que contarte. 

Como a cualquier persona nos ocurre, la primera semana de tu cachorro en casa es básicamente de adaptación. Tiene que adaptarse a su nuevo lugar en el que comer, dormir y hacer sus necesidades, pero también tendrá que socializar con las demás personas o mascotas que vivan en la casa.

Debes ser consciente que este es un gran cambio para tu nuevo amigo peludo, ya que posiblemente sea la primera vez que se separa de su madre y hermanos y acaba de llegar a un lugar totalmente desconocido, así que tienes que evitar que la llegada a casa de tu cachorro se convierta en una experiencia traumática. Para ello, desde Las Almenas te damos estos ocho consejos que os ayudarán, a ti y a tu cachorro, a adaptaros sin problemas:

1-Dale tiempo

Paciencia y tiempo es la clave de todo comienzo, y tú vas a necesitar una dosis extra para que tu cachorro se adapte a tantas novedades. 

No le regañes si no actúa como esperabas. Déjale que explore y conozca su nuevo entorno. Enséñale dónde están sus cosas y permítele que husmee sin reñirle. 

En estos primeros días tras la llegada a casa de tu cachorro conviene que disfrute de tu presencia y supervisión continuada, pero sin atosigarle y respetando sus tiempos de descanso. Y, sobre todo, trátale con tranquilidad, cariño y comprensión.

Prueba a ofrecerle un juguete, dale de comer, acaríciale… Esto le ayudará a entender que de tu mano vienen cosas buenas, lo cual le va a generar confianza.

2-Facilítale su propio espacio

Establece desde el principio cuáles son sus zonas concretas de la casa para comer, descansar o jugar. Indícale también cuáles son las habitaciones que no están permitidas. Si hay niños en la casa, es importante que ellos también respeten las zonas del cachorro.

3-Adquiere rutinas

Aunque te parezca muy pequeño, la llegada a casa de tu cachorro es el mejor momento para crear rutinas en cuanto a los horarios de las comidas, de paseos y de descanso.

Los perros son animales muy rutinarios, así que lo mejor es que adquiera los hábitos de su nueva familia cuanto antes, desde sus primeras horas en casa. 

Ten las cosas muy claras y defínelas para que toda la familia las siga de igual forma y evitéis dar contraórdenes que líen al cachorro. 

Si el perro va a quedarse solo con cierta normalidad, puedes ir probando cómo reacciona con antelación. Limitar una habitación para cuando esté solo puede ser útil. Si ves que puede tener problemas de ansiedad al quedarse solo, tendrás que tomar precauciones para evitar la ansiedad por separación.

Llegada a casa de tu perro

4-Vigila a tu cachorro

El estrés de tanto cambio puede hacer que tu cachorro pierda el apetito. Más aún con el cambio de dieta, así que no te preocupes si el primer día no quiere comer. No le insistas, ya lo hará. Si el segundo día sigue rechazando la comida, contacta con su cuidador.

En Las Almenas este es un tema que nos consultan en muchas ocasiones, por eso resolvemos dudas y realizamos un seguimiento de todos nuestros cachorros cuando ya están en su nueva casa. 

Vigila también los aspectos higiénicos, en cuanto a sus necesidades. No esperes que aprenda a controlar sus esfínteres y adecuarse a los horarios establecidos el primer día. Con toda seguridad te tocará limpiar algún pis durante las primeras semanas tras la llegada a casa de tu cachorro.

5-Educa desde el primer día

Desde la llegada a casa de tu cachorro conviene que seas claro y constante con las normas. Tú y toda tu familia debéis tener definido qué puede o no puede hacer el perro y cómo premiarle. Si cada miembro de la familia tiene unas normas, el cachorro se va a confundir y frustrar.

En centros de crianza responsable, como es el caso de Las Almenas, facilitamos una educación a nuestros cachorros desde muy pequeños y favorecemos su socialización. De esta manera, conseguimos que crezcan como perros tranquilos y equilibrados capaces de sentirse confortables en diferentes situaciones, familias y entornos.

Tú, en casa, debes continuar con la educación de tu perro y asegurarte que, desde el primer día, entienda que no debe subirse a la cama o al sofá. No se trata de ser duro con el cachorro, ¡nada más lejos!, sino de enseñarle con calma y tranquilidad lo que debe y lo que no debe hacer.

6-Dedica tiempo de juego

Es posible que tu cachorro quiera jugar desde el primer momento en que entra por la puerta de casa. O puede que sea algo más tímido y necesite un tiempo. No tengas prisa en esta situación, pero conviene que tengas juguetes preparados para poder ofrecérselos. 

Puedes intentar empezar con juegos sencillos y lanzarle un juguete para ver si lo persigue o te lo trae o jugar a quitárselo y tirar de él, … Lo importante del juego es que os ayudará a forjar un vínculo entre tu nuevo amigo peludo y tú.

Con el tiempo, también podéis hacer ejercicio juntos, salir a pasear por el vecindario o correr por el parque. Es una actividad buena para ti y para tu cachorro, además de fomentar vuestro vínculo.

7-Facilita su socialización

Los primeros paseos es conveniente que lleves a tu cachorro en brazos para que se sienta más seguro y protegido. Poco a poco irá acostumbrándose a los ruidos de la calle, los coches, las personas, otros animales… sin mostrarse agresivo. 

Recuerda que, aunque la socialización de tu perro es esencial para su equilibrio y comportamiento, no debes exponerlo a otros animales hasta que no tenga las vacunas básicas. Este aspecto puedes consultarlo con tu veterinario.

8-Relax juntos

Otra forma de favorecer vuestro vínculo consiste en pasar tiempo de descanso juntos. No todo tiene que ser actividad y agitación. Recuerda que tu cachorro aún es un bebé que necesita descansar cada poco tiempo. Puedes sentarte en el suelo con él y dejar que descanse a tu lado y aprovechar para darle un masaje suave y mimarle con todo tu cariño, ¡seguro que a los dos os encantará!

Si acabas de recibir a tu nuevo perro y tienes dudas sobre qué hacer el primer día con un cachorro en casa, pregúntanos. Puedes dejarnos aquí debajo tus comentarios o consultarnos a través de nuestras redes sociales. También encontrarás más información sobre cómo preparar la llegada a casa de tu cachorro en nuestro canal de YouTube o, si lo prefieres, inscríbete ahora en nuestra newsletter para estar al tanto de los consejos y noticias de Las Almenas.

¿Te ha gustado este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.5 / 5. Recuento de votos: 40

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

4 respuestas

  1. muy buen post, ahora mismo lo que mas me preocupa es que en agosto/septiembre tengo que subir desde valencia hasta gijon para recoger el caniche que tengo en lista de espera
    y con esto del covid, me preocupa el tema del desplazamiento
    veo que realizais un buenisimo trabajo con los animales, espero vernos pronto
    un saludo desde valencia 🐾🐾

    1. Hola Miguel Ángel, gracias por escribirnos y valorar nuestro blog sobre el mundo del perro. Nuestra misión es aportar luz ante las dudas y a veces desconocimiento por parte de las familias a la hora de cuidar y convivir con un cachorro. En cuanto a venir a recoger a tu perrere, no te preocupes por nada, nosotros hacemos un pasaporte tipo salvoconducto que de cara a poder desplazarte, puedes venir sin problema. Ya lo hacemos desde hace muchos meses y familias de toda España han venido y sin problema. Ya falta menos, pronto tendréis un nuevo miembro en vuestra familia. Cualquier cosa no dudes en escribir, recuerda que también tenemos las redes sociales y el canal en Youtube. Un gran saludo.

  2. Os doy las gracias por este blog que tanto me ha ayudado a centrar mis prioridades con mi nuevo cachorro.
    es fantástico poder contar con la ayuda de buenos profesionales que aman su profesión.
    mil gracias

    1. Muchísimas gracias Isabel. Es un placer para todo el equipo de Las Almenas leer opiniones como esta. La verdad es que trabajamos mucho investigando y haciendo nuestros propios artículos pero lo hacemos porque nos gusta dar nuestra visión y aportar nuestra experiencia dentro de la cría responsable que promulgamos. Para nosotros es un placer ayudar, recuerda que tenemos un canal de Youtube donde comentamos y compartimos vídeos de perros súper interesantes. Entra y súmate a la causa, entre todos hablamos del día a día de nuestros perretes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Hablamos?