LAS
ALMENAS

Llámanos ahora

696 38 41 92

Horario de apertura

Lun-Sab 10:30 - 18:30​

Whatsapp

696 38 41 92

limpiar los oídos a un perro

Cómo limpiar los oídos a un perro en 5 sencillos pasos

5
(10)

Las orejas de tu perro son una de las zonas de su cuerpo que más cuidados necesita. ¿Sabes por qué? Porque albergan un sistema muy sensible que le permite registrar sonidos cuya frecuencia no es posible captar con el oído humano. Pero, además, son zonas por las que entran numerosas infecciones que pueden causar otitis en el perro. Por todas estas razones, es imprescindible que sepas cómo cuidar y limpiar los oídos a un perro.

Aunque no es una tarea complicada, para limpiar los oídos a un perro sí que se necesitan unos cuidados especiales que desde Las Almenas te vamos a desvelar en este artículo.

mal olor oído perro

¿Por qué es importante limpiar los oídos a un perro?

Entre la oreja exterior y el tímpano hay un conducto auditivo que tiene en sus paredes unas pequeñas estructuras que segregan cera. Esta cera sirve para proteger el conducto auditivo. Pero esa cera también conviene retirarla para que no se convierta en un depósito de bacterias y gérmenes.

Dependiendo de la raza, las orejas de los perros son de morfología muy variada. Hay orejas grandes, pequeñas, caídas, en punta, largas, cortas… pero, sean como sean, siempre es necesario limpiar los oídos a un perro de forma periódica.

Ten en cuenta que el canal auditivo de los perros es húmedo y cálido, por lo que es un ambiente muy propicio para el crecimiento de hongos y bacterias.

Esta situación se ve aún más favorecida si el perro tiene las orejas caídas o si hay mucho pelaje en la oreja, ya que se tapa la entrada del conducto auditivo. Al taponarse, la humedad y el calor del canal auditivo aumenta y esto hace aún más fácil que las bacterias o los hongos creen una infección, con la consiguiente inflamación u otitis que tanto dolor provoca en los perros.

Por lo tanto, limpiar los oídos a un perro es algo que no debes pasar por alto en su higiene habitual.

Cómo limpiar los oídos a un perro en 5 pasos

Limpiar los oídos a un perro no es nada complicado, pero tienes que tener en cuenta una serie de cuestiones, ya que, como te hemos comentado, es una zona especialmente sensible y además es un órgano esencial para el bienestar de tu perro, su audición y equilibrio.

Desde Las Almenas queremos darte los 5 pasos esenciales para limpiar los oídos a un perro de forma efectiva, pero no olvides que ante todo debes hacerlo con mucha delicadeza y suavidad:

1-Quita los pelos de las orejas

Antes de limpiar los oídos a un perro, tendrás que retirar todo lo que te obstaculiza llegar hasta el oído. Si tu perro tiene bastante cantidad de pelo, que se le introduce en el interior de las orejas, tendrás que extirpar esos pelitos. Puedes hacerlo simplemente con los dedos o con una pinza de punta roma, tirando con suavidad. No te preocupes, no le harás daño porque esos pelitos no tienen terminaciones nerviosas ni raíz.

Si tienes dudas, puedes llevarle al peluquero y observar cómo retira ese pelo, para que la próxima vez sepas bien cómo hacerlo tú solo.

Si las orejas se han quedado rojas y algo irritadas al quitarle los pelillos, puedes esperar algún día más para llevar a cabo la limpieza de las orejas y que así no le cause más irritación el limpiador de oídos.

2-Limpia el exterior de la oreja

Esta es la parte más fácil de limpiar.

Para limpiar la parte exterior de la oreja puedes utilizar una toalla o una gasa humedecida con una solución específica para limpiar los oídos a un perro.

En las tiendas especializadas podrás encontrar este tipo de productos, pero si tienes dudas, lo mejor será que consultes con tu veterinario para que te indique cuál es el producto más adecuado para tu perro, según su historia clínica y morfología.

Con la toalla o con la gasita impregnada debes levantar la oreja y limpiarla suavemente haciendo círculos. Repite el mismo proceso en la otra oreja cambiando de gasita o toalla para así evitar un posible contagio. Ten en cuenta que la otitis es muy contagiosa de una oreja a otra y entre perros.

cómo limpiar el oído de un perro

3-Limpia el oído medio

Para limpiar el interior de los oídos, puedes dejar caer unas gotitas del limpiador ótico para disolver el cerumen y que así sea más sencillo de retirar con una gasa limpia con la que puedes envolver tu dedo para que realizar la limpieza.

Esta zona interna debes limpiarla con sumo cuidado y, si notas algún tipo de resistencia, lo mejor será que pares, ya que podrías dañar su oído.

4-Retira los objetos extraños

Es muy frecuente que en el oído del perro se cuelen objetos extraños, como las semillas o espiguitas y las garrapatas que pueden provocar picor en el perro.

Si el perro se rasca con contundencia puede crear heridas que, al infectarse, podrían llevar a una otitis. Por lo tanto, hay que retirar cualquier objeto extraño del canal auditivo. Pero ¡ojo con lo que haces! Recuerda que te estás jugando la salud de tu perro, así que si no ves fácil quitarle esos objetos, lo más conveniente es que lo lleves al veterinario para que sea él quien retire cualquier cuerpo extraño sin daño ni molestias.

5-Masajea con cuidado

Para terminar, masajea suavemente la oreja y el comienzo del oído ayudándote de una gasa con líquido especial. Cuando hayas terminado, revisa bien que no quede ningún resto de la gasa en el interior del oído.

masaje oído perro

Consejos para limpiar los oídos a un perro correctamente

Conviene que tengas en cuenta una serie de cuestiones a la hora de limpiar los oídos a un perro:

Una vez a la semana

Dependiendo de la raza y de la forma de las orejas, tu perro puede necesitar mayores cuidados. Pero por norma general recomendamos limpiar los oídos a un perro al menos una vez a la semana.

No utilices bastoncillos

Ya sabemos que es difícil vencer la tentación de limpiar con bastoncillos porque es muy cómodo, pero es también peligroso porque puedes dañar el oído interno.

No utilices alcohol

Para limpiar los oídos a un perro no utilices alcohol ni vinagre ni ningún disolvente que pueda irritar e inflamar los tejidos del oído. Es posible que el agua oxigenada mezclada con agua te pueda sacar de un apuro, pero esto  también puede causarle irritación. Por eso te recomendamos que utilices siempre productos específicos para limpiar los oídos a un perro.

Utiliza una gasa por cada oído

Si hay un inicio de otitis y no te has dado cuenta, al limpiar con la misma gasa podrías traspasar esas bacterias al otro oído. Así que por higiene y precaución, utiliza una gasa limpia para cada oreja.

Cuidado con los baños

Si crees que es en la bañera donde mejor se limpian los oídos, estás equivocado. Lo mejor es limpiar los oídos a un perro con productos adecuados y específicamente diseñados para ello, y no con jabones.

Cuando salga del baño no olvides secar muy bien las orejas para que no se queden húmedas.

Revisa las orejas

Comprueba de vez en cuando que no hay presencia de objetos extraños ni heridas ni úlceras en el interior del conducto auditivo. En caso de encontrarte estos problemas, consúltalo con tu veterinario.

Atento a las señales de otitis

La otitis es una infección del conducto auditivo, producida por bacterias o por hongos. Es una enfermedad muy común, pero puede resultar muy peligrosa si no se trata a tiempo, por lo que conviene que estés atento ante los síntomas más habituales de una otitis:

  • El perro se rasca mucho las orejas
  • Sacude la cabeza de forma enérgica
  • El conducto auditivo huele mal
  • Se observa el conducto auditivo inflamado, rojo, con heridas.
  • La cera es de color muy oscuro, debido posiblemente a la mezcla con la sangre.
  • Notas que tu perro oye peor y la audición está afectada.

De nuevo, acudir al veterinario cuanto antes es la mejor opción, ya que hay que tratar la otitis antes de que vaya extendiéndose al oído interno y genere mayores problemas.

limpieza oído perro

Prevención desde el primer día

Un último consejo que queremos darte desde Las Almenas es que empieces a limpiar los oídos a un perro desde que son cachorros. Hazlo poco a poco para que se habitúe y no se asuste. Si se deja manipular y está bien quieto, conviene que refuerces esa actitud con un premio o chuche para perros.

En Las Almenas, como criadero de perros toy y mini, nos preocupamos por instaurar este tipo de rutinas en todos nuestros cachorros, especialmente en aquellos de raza caniche, por sus orejas peludas; y shih tzu, porque tienen un canal auditivo muy estrecho. De esta manera, en Las Almenas nos procuramos la socialización y educación de todos nuestros cachorros para que sepan comportarse cuando lleguen a su nuevo hogar y se les tenga que limpiar los dientes, los oídos, etc.

Y tú, ¿ya sabías cómo limpiar los oídos a un perro? Si tienes algún truco o consejo, puedes contárnoslo en nuestro cajón de comentario aquí abajo o, si lo prefiere, puedes compartir tu experiencia en nuestros perfiles en FacebookInstagram y en nuestro canal de YouTube de Las Almenas. Como siempre, estamos ¡encantados de leerte y aconsejarte!

¿Te ha gustado este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 10

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Hablamos?