LAS
ALMENAS

Llámanos ahora

696 38 41 92

Horario de apertura

Lun-Sab 10:30 - 18:30​

Whatsapp

696 38 41 92

5 Problemas musculares en perros miniatura, ¡evítalos!

4
(18)

Los perros son animales muy activos, el ejercicio y los juegos lo son todo para ellos y a veces no miden su intensidad. Si tu perro es mini tienes que tener precaución, ya que hay más posibilidad de tener problemas musculares en perros miniatura que en perros de raza grande. Por eso, desde Las Almenas te recomendamos estos consejos para que puedas evitarlos.

 

 

 

Los principales riesgos de lesiones en los perros mini

Lo primero que debes hacer es identificar la causa del problema muscular que tiene tu perro. Si no lo ves claro, no dudes en llevarlo al veterinario para que haga una revisión y pueda ponerle el remedio más adecuado.

Para que tengas una idea de qué posibles causas de lesiones que pueden ser, te vamos a adelantar las más frecuentes por las que los perros mini desarrollan problemas musculares:

 

1.Saltar a demasiada altura para su estatura

Los perritos de razas pequeñas son muy intrépidos y juguetones, y esto a veces les juega malas pasadas. Con la emoción de jugar con otros perros y saltar un desnivel que calculan mal, o por la alegría de verte entrar en casa, pueden entusiasmarse demasiado.

En estas situaciones pueden saltar desde sillas, sofás e incluso desde tus brazos al suelo, y tener consecuencias serias: fracturas o luxaciones de una patita, lesiones de ligamentos, o hasta poder producirse un traumatismo en el cráneo.  

Te recomendamos que, si bien en la calle y los parques es más difícil de controlar, trates de llevarlo a pasear a lugares donde no haya desniveles, y en casa trates de facilitarle la subida y bajada a la cama o al sofá y en los lugares que suela frecuentar tu perrito con algún apoyo intermedio.

 

problemas-musculares-en-perros-miniatura 

 

2.Accidentes domésticos

Esta es otra de las causas más habituales en que tu perrito puede llegar a tener una lesión muscular, con pequeños accidentes domésticos como la caída de un objeto encima de tu perrito que para él por su reducido tamaño suponga un gran impacto en su cuerpo.

 

3.Pisotones

Aunque no sean para nada intencionados, es muy fácil pisar a tu pequeño peludito en cualquier momento del día. Sabemos que son inquietos y que juegan saltan y corren divirtiéndose en cualquier momento, pero la mayoría del tiempo quieren seguirte a todas partes y en esos momentos es cuando es más fácil perderlo de vista y es que lo tienes justo debajo de ti.

Por mucho que quieras evitarlo es común que pase cuando tienes un perrito de raza mini, por lo que te recomendamos que trates de mirar hacia tus pies más frecuentemente cuando camines por tu casa.

 

4.Accidentes de tráfico

Los perros de raza pequeña son más difíciles de ver, por lo que son frecuentes los atropellos de perros pequeños que van sin correa ni acompañante.

Por eso es muy importante que cuando pasees con tu amigo peludo sea siempre con correa y los lugares de juego que lo sueltes y haga ejercicio sean parques y zonas verdes habilitadas para ellos que les garanticen mayor seguridad para ellos.

 

5.Mordeduras de otros perros

Aunque tu perro sea pequeño eso no le impide ser osado. De hecho, la mayoría de los perros de raza mini son muy intrépidos y juguetones con todo tipo de perros, incluidos los de raza grande y se les acercan confianzudos.

Esto puede conllevar que tengáis algún susto desagradable tú y tu perrito, ya que no todos los perros tienen ganas de jugar e incluso tienen un carácter agresivo. Los perros mini son una presa fácil de dominar para estos perros grandes por lo que para evitar mordeduras y problemas graves como este, observa el perro al que se acerca tu mini antes de ponerlo a su alcance.

Si algún perro llega a morder a tu mini llévalos al veterinario cuanto antes, ya que aunque la herida pueda llegar a parecer superficial esto puede ser engañoso. Los perros de razas mini son más delicados en muchos casos y las heridas que tienen una abertura cutánea puede que tengan más profundidad de la que crees y han podido llegar a dañar material muscular, lo que puede desencadenar una inflamación e infectarse.

En estos casos no trates de curar tu a tu perrito, llévalo de inmediato al veterinario para que valore la gravedad de la herida, ya que probablemente para curarla requiere de anestesia, drenajes y desinfecciones. En la mayoría de los casos además hay que valorar que no haya posibilidad de contagio de enfermedades a tu perrito a través de la mordedura como la rabia y otras, y en cualquier caso es muy probable que el veterinario valore la administración de antibiótico a tu amigo peludo.  

 

 

 

5 Problemas musculares en perros miniatura

Los perros mini tienen una serie de riesgos que es mejor que conozcas para poder evitarlos, los problemas musculares en los perros miniatura más frecuentes son los siguientes:

 

1.Esguices

Son los más habituales junto con las lesiones de los tejidos blandos de las patas. Durante los movimientos de tu perro puede hacer gestos bruscos o torsiones forzadas que les supongan una distensión de un músculo, ligamento o tendón o incluso la ruptura de fibras de estos elementos musculares.

Si ocurre esto tu perro cojeará y es muy posible que puedas ver la zona afectada ya que se le inflamará. Lo primero es que dispongas de un lugar cómo para que guarde reposo, si le ayudas poniéndole una bolsita de gel fría con un paño se aliviará y harás que la inflamación baje antes. Aunque dependiendo de la gravedad del esguince, lo mejor es que lleves a tu perrito al veterinario y que pueda tener algún tratamiento de fisioterapia en la zona afectada.

 

 

2.Contracturas simples o patológicas

Las contracturas musculares es una contracción involuntaria de las fibras musculares y necesitan de un tratamiento más que estiramientos. Pueden llegar a convertirse en contracciones permanentes que requieren de un tratamiento dependiendo de la gravedad que tenga.

 

 

3.Espasmos musculares

Existen enfermedades genéticas que por ejemplo pueden ser comunes en algunas razas de perros como los schnauzer, que les producen problemas o alteraciones musculares como padecer temblores y espasmos musculares. En estos casos, hay que dejar desde el principio el tratamiento de tu perro a la valoración de tu veterinario de confianza ya que puede requerir de tratamientos muy específicos según la enfermedad que tenga.

 

 

4.Inflamaciones

La inflamación muscular en perros o también llamada “miositis” es una patología muy dolorosa que condiciona la vida de los canes. Consiste en una inflamación muscular de varios o un solo músculo concreto. Su causa suelen ser roturas fibrilares del músculo, o causadas por heridas y sobre todo se dan en perritos de edad más avanzada.

 

 

5.Lesiones de tejidos blandos de las patas (ligamentos, músculos y tendones)

Estas lesiones suelen ser esguinces o distensiones que ocurren cuando el perro camina por superficies resbaladizas o pisan algún pequeño hoyo del suelo mientras están corriendo. La principal señal con la que lo reconocerás es si ves a tu perro cojear después de haber corrido o jugado en el parque.

Evita los problemas musculares de tu perro mini

Si quieres evitarle problemas musculares a tu perro, ten en cuenta estos consejos que ayudarán a reducir el riesgo físico:

  • Dale una buena dieta acorde a sus actividades diarias: la mayor parte de la salud de tu perro va a depender de la calidad del alimento que le des. Dependiendo de la intensidad de deporte diario que realiza tu perrito tendrás que adaptar su alimento a aquel que tenga unas necesidades nutricionales específicas para que le proporcione la proteína y energía a su sistema muscular. Esto hará que tenga una mejor condición física y que sea más difícil que sufra problemas musculares.
  • Procura que realice ejercicio diario y de manera adecuada: los perros necesitan ejercicio diario y los mini también, aunque adaptado a su medida y siempre sin forzarlos a que hagan más de lo que pueden. Procura que sea suave pero frecuente para que esté ejercitado y reduzcas las posibilidades de lesiones.
  • Calentar: al igual que las personas, antes de hacer un ejercicio más intenso es recomendable calentar antes para oxigenar los músculos, con unos 8 o 10 minutos de paseo caminando o trote será suficiente para preparar el cuerpo para el ejercicio posterior. De la misma manera, puedes terminar el ejercicio con otros 10 minutos de caminata para enfriar su metabolismo.


 

¿Cómo solucionar un problema muscular en tu perro mini?

Lo primero que debes hacer si detectas que tu perrito mini tiene un problema muscular es siempre llevarlo al veterinario y seguir sus instrucciones. Para la recuperación de problemas musculares puedes aplicar estos consejos cuando hatas terminado el tratamiento que paute el veterinario:

1.Trata de que tu perro mini haga estiramientos y reposo después del ejercicio.

2.Aplica gel frío en las zonas que suelan inflamarse para prevenir que se vuelvan a inflamar en los días posteriores a la recuperación.

3.En algunas ocasiones puedes darle un masaje suave con crema antiinflamatoria, pero siempre que tu veterinario te lo recomiende. Puedes aplicar remedios caseros como la árnica o plantas medicinales como el harpagofito, ya que tiene aplicaciones medicinales antiinflamatorias.

4.Dale la medicación que tu veterinario ajuste a tu perro de manera rigurosa con la dosis, la regularidad y la buena administración es esencial.

 

En Las Almenas queremos que tu perro tenga una buena calidad de vida y los mejores cuidados, por eso te damos los consejos que necesitas para que tu perro tenga una vida larga y feliz en tu hogar. Para más consejos síguenos en nuestras redes sociales Facebook Instagram y nuestro canal de Youtube, ¡nos vemos en el próximo post!

¿Te ha gustado este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4 / 5. Recuento de votos: 18

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Hablamos?